• c. Secretari Coloma, 44
  • 93 284 23 45
  • informacio@bcnbebe.es

Cómo dar el pecho y consejos para amamantar a tu bebé

Inicio \ Lactancia materna y alimentación \ Cómo dar el pecho y consejos para amamantar a tu bebé
como dar el pecho

Cómo dar el pecho y consejos para amamantar a tu bebé

 

Hace unos meses os hablábamos sobre los beneficios de la lactancia materna, tanto para el bebé como para la madre. Hoy os queremos contar cómo elegir las mejores posturas para dar el pecho y cómo conseguir que el bebé se agarre, prevenir y/o sanar los problemas que se pueden dar con la lactancia…  Si vas a ser madre primeriza o ya eres una madre experimentada pero tuviste “problemas” con tus anteriores hijos para amamantar, quédate que esto te puede interesar.

 

Cómo dar el pecho y colocación del bebé

 

Más o menos tenemos conocimiento (hayamos sido madres o vayamos a serlo), que nada más nacer nuestros hijos, nos los ponen en el pecho para que empiece a estimular la producción de la leche y el bebé vaya aprendiendo a succionar. Si el parto ha sido mediante cesárea, la leche tarda en subir entre 24-48 horas pero eso no es un impedimento para poner al bebe en el pecho. Cuanto más se le ponga, más estimulará y más producción de leche se tendrá.

 

La mejor manera de colocarte al bebé cada vez que vayas a darle de comer, es poniendo su cuerpecito frente al tuyo, tripa con tripa se suele decir.  Con su boquita tiene que coger bien el pezón y la aureola (la parte que rodea el pezón). Si te coge solo el pezón te podrá hacer daño al succionar y no es nada agradable.  Amamantar no debe ser nada doloroso, si no te duele significa que el bebé tiene bien agarrado el pezón, pero si notases molestias es indicativo de que el bebé no ha agarrado bien el pezón y tendrías que sacárselo de su boquita para volver a empezar. No te agobies si al principio le cuesta agarrarse, encontrar el pezón etc… Nadie nace enseñado y más vale hacerlo despacio y bien que rápido y mal.

 

Puedes ir probando otras posturas que pueden resultarte más cómodas como:

 

1. Amamantar a tu bebé tumbada en la cama: Esta postura es bastante cómoda sobre todo por las noches, si estás muy cansada y no te apetece mucho levantarte. No te preocupes que el bebé no se ahoga.

2. Sentada posición de “rugby”: Pasas al bebé por debajo de tu brazo de forma que sus pies queden apuntando a tu espalda. Es una postura “rara” pero a su vez muy común, sobre todo para los bebés a los que les cuesta engancharse o cuando se tienen gemelos/mellizos y quieres amamantarlos a la vez. También puedes ayudarte de los clásicos cojines de lactancia, que nunca van mal como soporte y te ayudan a estar más cómoda.

3. Postura “cuatro patas”: Esta rara vez se da, pero va bien cuando se tiene una mastitis aguda u obstrucción.

4. Posición vertical y/o móvil: Esta postura es cómoda cuando vas caminando y llevas al bebé en un portabebés o foulard.

 

consejos para amamantar a tu bebe
Imagen: consultoramaterna.com.ar

 

 

¿Qué problemas puede dar la lactancia?

 

La lactancia no tiene por qué dar problemas, pero a veces se presentan algunas dificultades sobre todo al principio. Los problemas más comunes que se dan al comienzo son:

 

1. Pezones: La principal razón de unos pezones doloridos suele ser la mala colocación del bebé. Pero también se puede dar el caso que si te sacas leche con un extractor, éste puede que te lastime los pezones, bien porque le pongas la potencia muy fuerte o bien porque las copas extractoras sean pequeñas para tu pezón. Puede que tengas alguna infección en el pezón o eccema. Sea lo que sea que te provoque el dolor de pezones, acude a tu matrona o ginecólogo para que te asesore y te indique que tratamiento llevar a cabo. En este enlace puedes encontrar algunos accesorios útiles para facilitar la lactancia.

2. Pechos hinchados: Puede que tengas los pechos más hinchados de lo normal y algo doloridos porque no has amamantado a tu bebé con la frecuencia necesaria o éste no ha sacado la suficiente leche en cada toma y se te va acumulando.  Intenta que el bebé te vacíe el pecho en cada toma y si fuese necesario, porque produzcas mucha leche, intenta sacártela con un sacaleches. Evitarás futuras obstrucciones y/o mastitis.  Mientras le das el pecho, puedes masajearte el pecho para mejorar el flujo de leche y aliviarás el dolor y la dureza del pecho. Si tuvieses fiebre, consulta con tu medico.

3. Mastitis: Si tienes fiebres, escalofríos, dolor intenso en el pecho, rojeces en los pezones… posiblemente tengas una mastitis.  La mastitis puede deberse a una infección (gérmenes que invaden el tejido mamario a través de grietas en los pezones), o puede ser debida también a una acumulación de leche o conductos de leche tapados en el pecho. Si es infección mejor acudir a tu medico para que te indique que tratamiento debes seguir. Pero si no es infección, puedes aplicarte paños calientes directamente en el pecho, darte masajes en la ducha y/o amamantar con mayor frecuencia a tu bebé. Puedes tomarte paracetamol para aliviar un poco el dolor que esto te pueda provocar.

 

mastitis-cuidados-sintomas
Imagen: es.slideshare.net

 

Podéis encontrar más consejos, asesoramiento y ayuda en LA LIGA DE LA LECHE.

 

 

Sobre el Autor:
Asesora en BCNbebè y madre profesional. Licenciada en psicología y especialista en estimulación temprana y desarrollo evolutivo del bebé. Imparte los talleres Gym para bebés en nuestra sala L'Espai BCN. Ah¡¡¡ y madre de adolescentes hippies, "con eso te lo digo todo".

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This